La diversidad es una de las señas de identidad del Patrimonio Industrial. La multitud de medios de producción, sectores extractivos, datación cronológica o ubicación espacial, dificulta en muchas ocasiones una agrupación temática racional y homogénea. Sin embargo esta dificultad no nos puede hacer inhibirnos a la hora de mostrar estas producciones heterogéneas que muchas veces conforman unos trabajos sin par, que merecen ser conocidos por el público especializado y el que simplemente siente curiosidad por esto restos multiformes del pasado productivo.

Podremos ver películas como “The story of the Iron Bridge. Building the bridge”, “Carne de cañón. Una crónica de Fray Bentos. La cocina del mundo”, “People Historian: Robert Owen and the New Lanark Jane Master”, entre otras.